Libertad compartida

Bebíamos copas y copas

mencía o málbec

albariño o chardonnay.

Éramos puro corazón

sangre hirviendo.

Volábamos por las playas

como aves recién escapadas de sus jaulas.

Rotos ya todos los cerrojos

vivíamos sin llaves ni calendarios.

Fumábamos la pipa de la paz y

éramos folladores profesionales.

Hoy pasamos la cruda

descansando tumbados en cama

con las cobijas hasta arriba.

Algún día

volveremos a prender fuego a las calles

haremos caer las torres de las instituciones financieras

y

entonces

dormiremos como bebés,

sabiendo que vencimos

que la charca ya está tranquila

las sonrisas inundan el mundo

retumban los tambores

e infinitas orquestas deleitan nuestros oídos.

poemas de amor

No soporto los poemas de amor

son dependientes, pusilánimes, carentes de imaginación

como animales de compañía enfermos.

Rebaños de supuestos poetas incapaces de ver

más allá de sus ombligos.

Patéticos versos en busca de atención

en busca de consuelo.

¡Volvamos a usar la poesía como un arma!

Apuntemos al enemigo y disparemos sin piedad.

La palabra es lo único que nos queda a los pobres,

y

a veces

ni eso.

El amor es una ideología reaccionaria,

mientras te dedicas a buscar amor

los ricos se reparten el pastel,

cuando planeas «conquistar» a alguien

te olvidas de ser decente.

Qué fácil proyectarse en otro

Qué fácil desresponsabilizarse de todo

Qué fácil vivir sin vivir

sin tomar partido.

sin ser tú.

La cursilería es una epidemia que no se acaba

J. Sabines acabo siendo un vomitivo retrógrado,

P. Neruda otro misógino con delirios megalómanos,

lo mismo que Octavio Paz.

El arte solo es arte si transgrede

vive mostrando la mierda que nadie quiere ver

destapando las cloacas, abriendo puertas y ventanas

despertando conciencias e incitando a la acción.

En otro caso, solo es propaganda de lo establecido

ideología dominante

anestesia para tontos

cuentos para princesitas

árboles desperdiciados

basura.

Frente al espejo

Dicen que somos genética y ambiente

naturaleza y sociedad

pero no saben cuánto de cada.

La derecha defiende los genes

La izquierda el entorno económico.

Somos una mezcla inmezclable

perfume sin olor

cuento incontable

historia sin principio ni final.

Dicen que nacemos y morimos en hospitales

Es mentira

La muerte es el olvido

La vida es la palabra desnuda.

Dicen muchas tonterías

no entienden lo que leen.

Hablan demasiado

sin decir nada.

Páginas gritando obscenidades

que la razón censuraría y

el corazón aplaudiría.

y tú…

¿a quién lees?