A veces…

A veces somos demasiado simples

demasiado estúpidos.

Perseguimos caramelos

cuando lo que necesitamos nos rodea

fruta y pescado

labios bonitos que besar.

Follamos como quien bebe una cerveza

rápido

sin cuidado

por placer

el placer que nos corrompe.

Marcas en la piel

señales de una vida vivida con dolor.

Marcas en el alma

huellas

desgarradoras

recuerdos…

El todo

y

la nada

se cruzan cada día,

no se saludan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *